Sin prisa pero sin pausa

Es cierto que Martín no debería dejar de practicar sobre las cosas que ha adquirido o reforzado durante todo el curso.

Es cierto que, en vacaciones, a mí también me gustaría poder relajarme y no pensar en cosas que me son tan familiares en el día a día : lectoescritura, llevadas, fonemas, sílabas, motricidad, refuerzo, progresos, objetivos, etc.

También es cierto que me gustaría no tener que presionarle y/o presionarme para que haga los deberes de verano.

A veces yo solo quiero dejarme llevar y, a veces, #martineshulk se pone a trabajar sin que se lo digan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba